domingo, 14 de septiembre de 2008

Se acaba el verano

Se acaba el verano y comenzamos a retomar nuevos y viejos proyectos. Pero, ¿y ellos?, los niños, los hijos, los vuestros y los nuestros...
Nadie les pregunta y deben volver a la rutina de las escuelas, a esos horribles y feos edificios. "¿Por qué no hacen escuelas en forma de mariposa, de nave espacial o de estrella?" (Jairo Aníbal Niño, escritor colombiano).

En las fotos tenemos a Miguel y Fernandico acabando el verano en La Manga del Mar Menor.



2 comentarios:

angel almela dijo...

Los adultos hemos tomado desde siempre las decisiones relativas a los niños/as, y en este caso, debemos confiar en la Escuela como institución educativa, capaz de enseñar y ser un espacio apropiado para aprender.
Otra cosa es los Cómos y los Dóndes, y ahí, sí estaríamos de acuerdo en consensuar ciertos factores.
SOMOS EL TIEMPO
Somos el tiempo

Fernando dijo...

En realidad, la escuela, tal y como está hoy, es lo único que tenemos, por lo que nos vemos "obligados" a confiar en ella. Creo que un factor importante, quizá el más importante, es el "Cómo", la metodología que se emplea en los centros. Algunas personas achacan el fracaso del sistema actual a la LOGSE, fundamentalmente. Sin embargo, creo que, precisamente, si se hubiera aplicado, la metodología que propone la misma, no tendríamos lo que tenemos en las aulas.
Y por otrolado, "Dónde". Los centros no están acondicionados para la enseñanza en sus distintos niveles. Muchas veces los propios arquitectos hacen caso omiso de la experiencia de los enseñantes y se preocupan más del aspecto estético (desde el punto de vista del adulto) que del funcional, por poner un ejemplo. Y no digamos nada de los centros "viejos"...